viernes, 24 de julio de 2009

CAMBIO DE HORQUILLA DE SUSPENSIÓN DELANTERA Y FRENOS DE DISCO HIDRÁULICOS

SEGUNDA PARTE
En la primera parte de ésta guía, vimos como había que proceder para retirar la horquilla de suspensión de la bici. En ésta segunda parte vamos a ver cuales son los pasos a seguir, para montar una nueva horquilla de suspensión de puente sencillo, que básicamente son los mismos que en la primera parte, pero al revés.
En ésta ocasión, y a diferencia de la primera parte, voy a numerar todos los pasos para que nadie tenga dudas. Así es que comenzamos.
EL MONTAJE DE LA NUEVA HORQUILLA
Mirando la foto 10 de la primera parte, nuestra bici se quedó totalmente descabezada, o por lo menos a mi me lo parece. Así es que vamos a solucionarlo.
Paso 1: La última operación que habíamos hecho en nuestra bici, fue retirar de la horquilla vieja, la pista inferior del rodamiento de la dirección. Pues lo que tenemos que hacer ahora, es insertar esa pista en la barra de la dirección de la nueva horquilla. Para hacer esa operación, y al igual que dije en la primera parte, en los talleres de bicicletas usan un útil, en forma de tubo, para asentar la pista mencionada en la barra de la dirección de la horquilla. Si nos podemos hacer con un tubo que tenga el diámetro de la pista, y que sea de un material blando como el aluminio, para poder golpear sobre la pista, bien. Pero si no, lo podemos solventar de la manera que yo lo he hecho. Usando un botador, o varilla, de hierro dulce (que es muy blandito) y nuestro querido mazo de plástico.

¿Cómo se hace? Muy fácil. Lo primero es limpiar la zona en donde va a ir colocada dicha pista. Una vez que está todo limpito, unta una fina capa de grasa en el área que acabas de limpiar (ojo con la grasa, solo hay que dar una capita muy fina). Una vez que la zona está engrasada, desliza la pista del rodamiento por el tubo de dirección de la horquilla. Ahora y con ayuda del botador, ve dando golpecitos suaves, pero firmes, en el nervio que tiene la pista. Tienes que ir dando golpecitos alrededor de todo el perímetro de la pista, hasta que ésta entre hasta el fondo. Ésto lo notarás cuando al dar un golpe, éste suene a duro, es decir, como si estuvieses golpeando sobre algo muy firme. Poco a poco la pista se irá deslizando hasta su posición definitiva. En la foto 1, y señalado con un par de flechas rojas, puedes ver el nervio donde tienes que dar los golpecitos. Si los das en ese nervio, no dañarás la pista de la dirección, pero es muy importante que el botador sea de hierro dulce. Así la he puesto yo y la dirección va suave suave. Como último recurso, si no tienes posibilidad de encontrar un botador de esas características, puedes usar una barra de madera de haya, que es muy dura, pero más blanda que la pista del rodamiento. Una vez que la pista esté en su sitio, deberás meter el guardapolvos de la pista, que no es más que una arandela plana de plástico que la dirección ya trae, como puedes ver en la foto 2.


Paso 2:
Con la pista inferior del rodamiento y el guardaplovos colocado en su sitio, el siguiente paso es introducir la horquilla en el tubo de la bici, y para que la operación te resulte más fácil, antes de meter la horquilla en su sitio, coloca la rueda delantera en la horquilla. De ésta forma la propia rueda sujetará a la bici y no tendrás que sujetarla a ningún sitio.

Paso 3: Ahora viene la operación más delicada, porque como te equivoques la habrás cagado pero bien, y la horquilla ya no te valdrá para tu bici. Me estoy refiriendo a cortar el tubo sobrante de la horquilla. Tendrás que medir dos y tres veces antes de cortar dicho tubo, para adaptarla a tu talla y envergadura. Es decir deberás dejar el tubo de tal forma, que cuando estés montado en la bici tu espalda no describa ningún arco, o lo que es lo mismo, la espalda deberá quedar recta. Una buena práctica es usar como referencia la longitud del tubo de la horquilla vieja, y a partir de ahí empezar a tomar medidas. Yo no puedo decir aquí cual es la medida ideal, porque cada cual tiene una altura distinta, una talla de bici distinta y una forma de montar diferente. Lo que a mi me va bien, seguro que a ti no. Lo que si que puedo hacer es decirte lo que mido yo y que longitud de tubo he dejado en mi horquilla. Yo mido 1,60, y la longitud de tubo que he dejado a la horquilla es de 65 milímetros.
Para cortar el tubo de la horquilla he usado un cortatubos, una herramienta que es maravillosa para ese menester y que deja un corte perfectamente recto en el tubo, pues es así como hay que dejarlo. En la foto 3 puedes ver como es el cortatubos. Una vez que ya estés seguro de por donde tienes que cortar el tubo, coloca la herramienta como puedes ver en la foto 4, la flecha roja señala la dirección en la que hay que girar la herramienta.
Para cortar el tubo, solo tienes que dar vueltas a la herramienta alrededor del tubo, apretando en cada vuelta que des, un cuarto de vuelta al puño negro. De ésta forma la herramienta irá cortando el tubo de forma correcta.

Paso 4: Una vez que esté cortado el tubo, deberás limar las rebabas que habrá dejado el cortatubos, para que la araña que tienes que insertar en ese tubo, entre sin problemas. Para ello deberás de usar la lima de media caña, llamada así porque una cara de la lima es recta y la otra cara tiene forma de media luna. Deberás de limar con cuidado tanto el interior del tubo como la cara superior, hasta que quites todas las rebabas. En la foto 5 puedes ver como hay que colocar la lima para limar la parte superior del tubo. Las fotos 6 y 7 muestran respectivamente el antes del limado y el después.

Paso 5: Ahora vamos a colocar la araña en el interior del tubo recién cortado de la horquilla. Para colocarla yo he usado el siguiente método: Primero he ajustado la araña al tubo de la dirección de la horquilla. Después he roscado a fondo el tornillo de apriete de la dirección, en la tuerca de la araña. Sujetando bien firme el conjunto de araña y tornillo, he dado un golpe preciso, con el mazo de plástico, en el centro del tornillo. Con ésto he conseguido que la parte inferior de la araña, se introduzca dentro del tubo Foto 8. Después solo hay que ir golpeando sobre el tornillo hasta que la parte superior de la araña entre en el tubo de la dirección. Hay que ir dando los golpes de forma precisa para evitar que la araña se tuerza, ya que si ésto ocurre, será muy difícil enderezarla y en algunos casos, si la torcedura es mucho, imposible de enderezar. Cuando ya tengamos la araña dentro del tubo, deberemos dejarla unos 3 milímetros, más o menos, por debajo del borde del tubo de la dirección (ver la foto 8 de la primera parte, para ver la posición en la que tiene que quedarse la araña) para que al introducir la potencia en el tubo, el tornillo de la araña pueda ejercer la presión necesaria para apretar la dirección. En la foto 8 a la izquierda de éste texto, se puede ver la araña introducida en el tubo de la dirección, a falta de introducirla por completo.

Paso 6: Después de introducir la araña, solo queda colocar la parte superior de la dirección, metiendo primero la cuña y después las cazoletas de la dirección. O dicho de otra forma, colocar a la inversa las partes de la dirección que sacamos anteriormente. Colocamos la potencia en el tubo de la dirección, y con un golpe preciso con el mazo de plástico, hacemos que la dirección se quede en su sitio.

Paso 7: Sacamos la potencia con cuidado, he insertamos los anillos de separación, si es que los necesitamos, claro. Si no, no hace falta sacar la potencia de nuevo, solo apretaremos el tornillo hasta dejar la dirección ajustada, es decir, que gire con libertad pero sin holguras. Si necesitas introducir anillos de separación, como es mi caso, coloca los anillos que necesites, y vuelve a insertar la potencia en su sitio, apretando el tornillo como he mencionado antes. En la foto 9, se puede ver como queda la potencia con los anillos de separación y la tapa de la potencia de la dirección colocada. Después de seguir éstos pasos, la horquilla quedará como puedes ver en la foto 10.

Paso 8: Éste último paso es para describir como colocar el mando del bloqueo en el manillar, ya que la Manitou R7 que he instalado lleva ese tipo de bloqueo. Si tu optas por montar una horquilla que no lleve éste tipo de bloqueo, puedes omitir éste paso. Desmontamos el cable de accionamiento del bloqueo que trae la horquilla, señalado en la foto 11 con la flecha roja, y extraemos la camisa y el tensor, para acortar la camisa y adaptarla a nuestras necesidades. Sujetamos el mando del bloqueo en el manillar, en una posición que nos sea cómoda para accionarlo con los dedos (generalmente el pulgar), y volvemos a colocar la camisa inferior, el tensor y la camisa superior en el cable. Colocamos el cable en el mando de accionamiento, cortamos éste último a la medida adecuada y colocamos en la punta del cable un tope para evitar que éste se deshilache. Una vez que hayamos adaptado el mando de accionamiento, éste quedará como se puede apreciar en la foto 12.










De ésta forma tan amena y casi sin darnos cuenta, tenemos cambiada una horquilla de suspensión antigua, por una flamante y nueva horquilla de suspensión con bloqueo y mando en el manillar. Próximamente en la tercera parte de éste tutorial, describiré como cambiar unos frenos V Brake, por unos frenos de disco hidráulicos.

Fin de la segunda parte

1 comentario:

ArielVM dijo...

Hola Angel, te escribo desde Villa María, Córdoba, Argentina. Te agradezco por el magnífico tutorial para el cambio de horquilla, me ha servido de mucho.

Saludos.